Campus y casales

Para CET10, el tiempo libre es un espacio educativo clave en la formación y crecimiento de los niños. Se concibe la educación en el deporte y en el ocio educativo como vehículo que favorece la mejora de la calidad del tiempo libre de las personas para que este acontezca enriquecedor, con carácter propio y humanizador, en lugar de ser un tiempo alienado y vacío de contenido pedagógico.

 

Nos gusta hacer propuestas a medida como casales multideportivos (que incluye la práctica transversal de diferentes deportes, sean tradicionales o alternativos), campus urbano (con modalidades vinculadas al skate y a la zumba) o casales con un componente más artístico (donde podrán poner en acción su parte más creativa), por ejemplo. También ofrecemos la posibilidad de combinar entre diferentes propuestas, consiguiendo así un amplio abanico de acciones educativas.

null

CAMPUS Y CASALES DE NAVIDAD 2018

Descubre los campus de navidad 2018 que los más pequeños no olvidarán

Aspectos pedagógicos

  • El contacto entre personas: las relaciones entre los niños e influencias mutuas son un aspecto importante en el proceso educativo teniendo presente los dos elementos clave: el monitor/a y el grupo de educadores.
  • La intencionalidad educativa: el equipo educativo trabaja para conseguir una educación en el ocio de calidad que posibilite el máximo de vivencias personales, oportunidades de enriquecimiento y una ocasión para crecer en el ámbito integral.
  • La educación entendida como proceso: para favorecer el desarrollo integral de los niños/as, el equipo educativo tiene que seguir unos pasos y unas etapas, y la planificación dirá en qué orden y cómo se irán trabajando, para lograr los objetivos educativos. Por este motivo, en CET10 se da tanta importancia en la programación y temporización de los objetivos y las actividades que están vinculadas.
  • La solidaridad y el respeto entre las personas: todo niño tiene que estar incluido en un grupo y ser un miembro activo de este. Para conseguirlo se tendrá que fomentar el respeto verso los otros niños y el respeto de los niños verso ellos mismos.
  • La integración: el derecho a la diferencia y la protección integral de las necesidades e intereses individuales de los niños. El trabajo básico de este principio es el autoconcepto y la identidad de los niños/as, trabajando con ellos/as su globalidad y favoreciendo el desarrollo de sus destrezas y competencia social.
  • La normalización: el trabajo educativo y los recursos de los cuales se disponen para llevar a cabo el proyecto tiene que velar por la igualdad de oportunidades y ofreciendo la misma calidad a cualquier de los niños/as. Definen a los niños como sujetos con DERECHOS Y DEBERES, favoreciendo el desarrollo  de las capacidades de los niños, en esta línea se crea la normativa de convivencia para que todos los miembros del grupo desarrollen el compromiso de voluntariedad, la responsabilidad individual y de grupo.
  • La globalidad: la atención a las necesidades globales de los niños responde al trabajo integral de las dimensiones educativas de la persona (social, psicológica, afectiva, motriz, corporal y de relación con el entorno).
  • La participación: los niños tienen que participar democráticamente en la vida de grupo; así mismo tienen que tener acceso a la información, conocer sus necesidades, formular demandas y manifestar inquietudes e intereses y promover la solidaridad.

Nuestras propuestas en los casales y campus

En los campus y casales, todas las actividades irán vinculadas a la etapa educativa de cada grupo de niños respetando su ritmo evolutivo y sus necesidades, es decir, diferenciando la tipología de actividad de educación infantil con educación primaria, adaptándonos con los intereses que a cada etapa manifiestan.

Para los niños de educación infantil, se plantea un centro de interés que trabaja un hilo conductor vinculado con la educación integral, trabajando todas las dimensiones de la persona y, ofreciendo la oportunidad a los niños de poder disfrutar de aprendizajes significativos, puesto que se refuerzan aptitudes de los niños y niñas, que los ayudarán a hacer frente a problemas de la vida real.

Para los niños de educación primaria, y siendo concientes de sus intereses y necesidades, planteamos todo un abanico de posibilidades que se adaptan al perfil del centro donde llevamos a cabo el proyecto, sea una escuela o una instalación.

Objetivos educativos

Educación Infantil

  • Fomentar en los campus y casales valores y normas útiles por la persona y para la convivencia con los otros, favoreciendo el desarrollo integral de los niños o niñas.
  • Promover el respeto por nuestro entorno y la diversidad social.
  • Estimular la expresión de los sentimientos.
  • Descubrir nuevas maneras de entretenimiento a través del juego, la expresión y la convivencia.
  • Promover aprendizajes significativos y funcionales para favorecer el gusto para aprender cosas nuevas y despertar la curiosidad de los niños.
  • Incluir aspectos vinculados en la responsabilidad individual y la autonomía en los aspectos cotidianos del día a día en el casal o campus.
  • Favorecer el conocimiento del propio cuerpo, sus capacidades perceptivas y de movimiento, manteniendo una higiene corporal.

Educación Primaria

  • Conocer y aceptar el propio cuerpo, como sus posibilidades de movimiento, hasta dominarlo.
  • Tomar conciencia de la propia situación motriz en el espacio y en el tiempo en relación con las otras personas, con los objetos y en diferentes medios.
  • Utilizar las habilidades y destrezas básicas correspondientes a la acción motriz, usando la observación, el análisis y la imaginación en la resolución de problemas motrices.
  • Conocer, identificar y utilizar las habilidades y destrezas específicas fundamentales de las actividades físicas propuestas, las cuales tienen que incluir formas de desplazamiento y de manejo de objetos variadas y diversificadas.
  • Acceder al comportamiento social que facilite crecimiento individual mediante la participación solidaria, la responsabilidad y el respecto a las otras personas y, especialmente, la utilización de las relaciones de cooperación indispensables en una actividad física colectiva.
  • Potenciar habilidades sociales como la comunicación, la comprensión, la canalización de sentimientos, la resolución de conflictos a través del diálogo.